LAS DOULAS Y LA OMS

A continuación resumo las alusiones (directas e indirectas) que la Organización Mundial de la Salud hece a la figura y a la labor de las doulas en la etapa perinatal.

La OMS recomienda entre sus principios báscicos para el Cuidado Perinatal que éste sea un cuidado multidisciplinar e integral, es decir, incluyendo la participación de diferentes profesionales -entre ellos, la doula- y teniendo en cuenta las necesidades intelectuales, emocionales, sociales y culturales de la mujer, el bebé y su familia.
Otro principio es el del respeto a la privacidad, la dignidad y la confidencialidad de las mujeres en todo momento durante el embarazo, el parto y el postparto con el fin de asegurar la protección y soporte necesarios para un cuidado perinatal efectivo. Para ello, entre sus principios para el cuidado psicosocial, propone proveer doulas y estimular su presencia además de la presencia de la familia, si la mujer lo requiere. Notar que el padre no siempre es la compañía adecuada para apoyar a su pareja y que él también puede beneficiarse de recibir un apoyo adecuado.
Además, en las Recomendaciones Generales sobre el Nacimiento publicadas en la Declaración de Fortaleza se establece que los grupos de ayuda mutua entre mujeres y madres ofrecen un valioso apoyo social y una oportunidad única para compartir información sobre el parto. Muchas doulas organizamos grupos y encuentros de mujeres y madres, tanto en la etapa prenatal como después del parto, ya sean grupos de embarazadas, grupos de lactancia o de crianza, en donde se comparten experiencias profundas en torno a la Maternidad y sus procesos vitales.