LAS DOULAS / DIE DOULAS/DOULAS


¿Qué es una doula?
La doula es una mujer experimentada en la ayuda al nacimiento que ofrece soporte contínuo, información y apoyo emocional y físico a las mujeres antes, durante y después del parto.
El trabajo de la doula consiste en brindar acompañamiento no médico al nacimiento y de favorecer la humanización tanto del parto y del nacimiento como de la crianza en general. La primera misión de la doula es informar positivamente de la experiencia de la maternidad y del parto a las mujeres embarazadas y a sus familias. La doula compaña a la madre brindando su apoyo afectivo, comprendiendo sus necesidades en cada momento y ayudándola a recuperar la confianza en su capacidad de parir, alimentar y atender a su bebé.
La doula no tiene una formación académica específica ya que no existe la "carrera de doula". Su formación, siempre contínua, abarca conocimientos sobre fisiología del embarazo, parto y puerperio, educación prenatal, puericultura, lactancia y crianza, psicología perinatal, habilidades cominicativas en torno al mundo emocional y nociones básicas de socorrismo obstétrico. Casi siempre enriquece su trabajo con alguna técnica alternativa (Yoga y relajación, reflexología podal, masaje, Aromaterapia...) que benficie a la mujer durante el embarazo, parto y puerperio. Sin embargo, su valor no está tanto en su instrucción sino en su forma de ser y en lo que transmite. No sustituye en ningún momento a la comadrona, ni al médico y no toma decisiones que no le corresponden. La doula atiende a mujeres que dan a luz en hospitales, casas de parto o en sus domicilios.
Beneficios de la presencia de una doula
45% reducción en cesáreas
25% parto más corto
60% menos peticiones de epidural
50% menos uso de oxitocina sintética
31% menos uso de analgésicos
34% menos uso de fórceps
Mejora el vínculo padres-bebé
Mayor éxito en la lactancia materna
Menor incidencia de depresión posparto
Resultados de un estudio llevado a cabo en EEUU por los Doctores Klaus, Kennel y Klaus (Mothering the mother, 1993).
"La ayuda concreta, la asistencia y el acompañamiento efectivo de una doula durante el parto y el puerperio no es un lujo sino que, por el contrario, es una prioridad que todas las mujeres merecemos. El niño recién nacido depende del equilibrio emocional de su madre. " Laura Gutman de (La maternidad y el encuentro con la propia sombra).